Nueva estacion maritima del puerto de Sevilla

Nueva estacion maritima del puerto de Sevilla realizada con contenedores marítimos reciclados.

La  compañía de cruceros británica Saga Ocean Cruises hace de Sevilla puerto base de sus cruceros con la llegada del Quest for Adventure que vuelve a Sevilla, en esta ocasión. El crucero es del año 1981, ha sido remodelado recientemente y ha realizado escalas en Monte Carlo, Seté, Barcelona, Ciudadela y Gibraltar en un crucero para finalizar en Sevilla.

La Saga Ocean Cruises, se une a Croisi Europe y a Royal Caribbean Cruise como compañías que apuestan por el puerto de Sevilla con base de sus operaciones.  El pasado 3 de Mayo llegó al Muelle de las Delicias el Quest for Adventure finalizando el crucero que partió el pasado día 26 de abril del puerto italiano de Civitavecchia. En avión llegaran al aeropuerto sevillano de San Pablo los 250 nuevos pasajeros que embarcarán para un nuevo crucero con destino inicial Portimao. El crucero está consignado por la compañía Perez y Cía.

Nueva Estación Marítima

La nueva Estación marítima del Puerto de Sevilla es un espacio de 500 m², inaugurada recientemente, realizado en una singular construcción a partir de contenedores de transporte marítimo de mercancías reutilizados. Se trata de un amplio espacio que asume las funciones de centro de servicios al crucerista y su diseño se orienta a la mejora la calidad y agilidad en la prestación de servicios en tierra al pasajero.

 

Los contenedores nse pulieron, se trataron y se consiguió perfilar el proceso de montaje en el que sólo las ventanas, y las luces, no son material reutilizado. El edificio es ampliable, de uso flexible para adecuarlo a las necesidades futuras.

En su diseño y construcción han primado los criterios de sostenibilidad en la que se ha tenido muy en cuenta la climatología de la ciudad, pintura refractaria y un sistema de ventilación natural contribuyen al aislamiento del calor. Este nuevo espacio está vinculado fuertemente al lugar donde se ubica, utilizando un lenguaje arquitectónico portuario en el proyecto de diseño.  

El trabajo se ha ejecutado en cuatro meses por los arquitectos sevillanos Juan Manuel Rojas y José Luis Sainz-Pardo y Ramón Cuevas, y ha dado solución a un espacio vacío con mucha cualificación, además de potencialidad arquitectónica.