Durante el desayuno del Clúster marítimo español, el nuevo presidente de Puertos del Estado, José Llorca, ha asegurado que no se pretende cambiar el modelo institucional actual. “Después de las múltiples reformas legislativas que ha habido en los últimos años, como consecuencia de acuerdos entre PP y PSOE, hay una garantía de estabilidad jurídica”.

El gobierno pretende continuar con la estabilidad portuaria, y no prevén modificaciones relevantes en este periodo, excluyendo pequeñas modificaciones técnicas.

“El pacto del Majestic del ‘97 es un modelo que consideramos estable y no se modificará, pero con la condición de que el modelo se fundamente en la autosuficiencia económica de cada uno de los puertos”. Algo que según Llorca no se cumple en todos los puertos que soportan una gran deuda.

Estabilidad en un marco de viabilidad económico-financiera

El primer objetivo de Puertos del Estado es la estabilidad del modelo en un marco de viabilidad económico-financiera para todos los puertos. Se trata de compatibilizar el modelo portuario actual con la viabilidad financiera de todos los puertos.

Según Puertos del Estado, hay siete puertos con rentabilidad negativa entre los que destacan: Gijón Alicante, Málaga y Ceuta.

“Pretendemos ponerlos a todos en el camino de la viabilidad financiera dentro de ese marco de autonomía de gestión que no comporta ninguna contribución directa por parte de Puertos del Estado”, señala el presidente de la entidad.

Hay puertos tremendamente endeudados desde hace ocho años, por lo que, según Llorca, uno de los retos será reducir el endeudamiento de tal forma que no se tengan que dedicar los recursos existentes a pagar esas deudas y poder reducir las tasas portuarias lo antes posible.

Mejora de la competitividad

El segundo objetivo que se llevará a cabo desde el Gobierno es mejorar la competitividad, en cuanto a tasas portuarias y a servicios portuarios para que sean más baratos. José Llorca asegura que “si queremos potenciar el transporte marítimo como un modo sostenible en una estructura intermodal del transporte, la clave es la competitividad”.

Entre los esfuerzos que esperan llevar a cabo en este sentido, se encuentra la mejora de los precios para el paso de mercancías y la mejora en servicios para que haya más prestaciones.

El objetivo es la estabilidad del modelo en un marco de viabilidad económico-financiera para todos los puertos

Los tráficos de tránsito han sido el punto fuerte de actividad en los últimos años pero están caracterizados por ser muy volátiles, y sometidos a un análisis de competitividad muy duro, pueden desplazarse fácilmente de los puertos españoles con la consiguiente pérdida de negocio.

Se espera que tanto en servicios técnico-náuticos como en servicios de manipulación haya un aumento de la oferta con más opciones para los ususarios de las instalaciones portuarias, también en remolque y amarre. En cuanto al practicaje intentarán trabajar la vía de exenciones.

Inversiones

El tercer objetivo trata el tema de las inversiones. Desde Puertos del Estado, la situación actual debe estar dirigida a la gestión más que a la financiación. Aunque pretenden fomentar una mayor iniciativa privada para obras de atraque o rellenos entre otras actividades.

Tenemos en cierta medida sobrecapacidad y el reto es en los próximos años absorberla. “Como los puertos tienen abrigos suficientes tenemos que empezar a rentabilizarlos, ya que quedan pocas cosas por hacer en este sentido”.

José Llorca avisa que van a ser muy cautos en la planificación de inversiones con los puertos para que no se ponga en riesgo su viabilidad financiera. “No queremos infraestructuras infrautilizadas y lo que se haga tiene que estar muy justificado”.

Estabilidad jurídica, viabilidad financiera con la mejora de la competitividad de los puertos y la racionalización de las inversiones, serán los ejes fundamentales de la política de Puertos del Estado para esta legislatura.

«Austeridad» va a ser el dogma de este año 

El ente público ya se ha reunido con cada uno de los puertos para discutir los respectivos planes de empresa de los puertos de interés general para el 2012.

El presidente de Puertos del Estado explica que han pasado de presupuestos que superaban en los últimos años más de mil millones de euros anuales, a uno de unos 300 millones de euros, un 25% menos que el presupuesto del año pasado.

Todavía están pendientes algunas obras de abrigo que el presidente afirma, se van a terminar, se racionalizarán los programas pero no van a eliminar ninguna de las actuaciones que estan ejecutándose o ya estaban programadas.

También señala que se admitirán nuevas obras de abrigo mientras el puerto sea capaz de sustentarlas“Así fomentaremos la reducción del endeudamiento, este año se reducirán los gastos en 30 millones de euros, es poco pero es el primer descenso en una década”, apunta Llorca. Y añade: “Para 2013 calculamos que la reducción alcance los 109 millones de euros”.

Por otro lado, la rentabilidad objetivo será menor que en 2011, con un 1,1% y según el presidente, se espera que siga cayendo en los próximos años ya que gran parte de los ingresos generados tendrán que ir a la deuda.

Los grandes diques son también parte del problema de la caída de la rentabilidad pues están pensados para una demanda futura y no generan los ingresos para los que estaban previstos.

“Si las tasas están ligadas a la rentabilidad, los puertos que no rinden lo suficiente tendrán que subir sus tarifas, este es el modelo con el que trabajamos y tratamos de fomentar la competencia dentro de los puertos por parte de los agentes privados”.