Sigfox, especializado en soluciones desarrolladas a partir del Internet de las Cosas, IoT, ha lanzado los nuevos dispositivos Bubble para el rastreo de activos, paquetes y envíos en todo el mundo. Se trata de pequeños terminales, que pueden ser colocados en cualquier lugar y que funcionan como transmisores. 

Su nivel de batería, desinstalación y temperatura pueden ser controlados a través del sistema de conectividad del proveedor, que también es capaz de regular la potencia de emisión y adaptar su alcance desde menos de un metro hasta 100 metros.

Cuando un dispositivo del proveedor entra en el rango de un Bubble, éste envía su identificación a la nube junto con la suya propia, por lo que los activos pueden ser ubicados con una alta precisión. El objetivo es ofrecer una experiencia completamente nueva para la localización y monitorización, mediante tecnología de radio avanzada.

Además del envío de paquetería, uno de los entornos donde estos dispositivos pueden resultar muy útiles son las nuevas ciudades inteligentes, aunque también pueden utilizarse en almacenes para automatizar la gestión de inventarios.

Sigfox ofrecerá la posibilidad de comprar de forma on-line los Bubble, para popularizar su uso en servicios basados en la ubicación y abrir un nuevo espacio para la creatividad en el desarrollo de nuevas soluciones y líneas de negocio.