El operador logístico Picking Farma continúa avanzando en su proyecto de puesta en marcha de un nuevo almacén en Polinyà, Barcelona. Recientemente se ha producido la entrega de llaves por parte del promotor inmobiliario y constructor Clapé, y está previsto que el centro esté listo para la inspección de entidad de distribución en marzo de 2017.

Cushman & Wakefield ha sido la encargada de asesorar a la compañía barcelonesa en la ubicación del nuevo espacio, situado en un terreno de 20.600 m². El centro logístico presenta una planta de 11.300 m², más dos altillos de 790 m² cada uno, con lo que suma una superficie total de 12.2880 m². La altura mínima libre es de 12 m con capacidad para 30.000 palets adecuados para ‘farma’, con temperatura controlada de entre 15º y 25º.

El proyecto de construcción de la nave, cuyo acuerdo se firmó el pasado mes de julio, ha supuesto una inversión de 15 millones de euros. El almacén se sumará a los que el operador ya tiene actualmente, por lo que cuabdo entre en servicio, dispondrá de 70.000 huecos de palet para productos de la industria farmacéutica, cosmética, veterinaria y productos sanitarios.

Dentro de los planes estratégicos del operador se encuentra «dar el salto a Madrid» mediante una implantación propia, un proyecto que la compañía espera iniciar en 2018.