Los Presupuestos Generales del Estado para 2021 contemplaban un importante crecimiento debido a la partida destinada al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia proveniente de las ayudas europeas concedidas a España.

En lo que se refiere al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el presupuesto ha aumentado en un 53% hasta los 16.600 millones de euros, de los que casi 5.000 millones provienen de los fondos europeos.

Lamentablemente, como explican desde Fenadismer, esto no se ha reflejado en las ayudas que tradicionalmente se otorgan al sector del transporte, como las destinadas a la retirada de la actividad de los transportistas y las de formación. Ambas han permanecido prácticamente invariables, siendo las únicas que a fecha de hoy se han convocado.

No obstante, el Presupuesto de Transportes para este año incluía una línea de ayudas, dotada con 100 millones de euros, para fomentar la digitalización del sector, y otra dotada con 400 millones para el achatarramiento y renovación de flotas.

Con ellas se pretendía paliar la exclusión de los transportistas tanto del Plan Renove del Ministerio de Industria como del Plan Moves del Ministerio de Transición Ecológica.

Sin embargo, a tres meses de que finalice el año, aún no se ha informado sobre cuándo se pondrán en marcha, lo que contrasta con la agilidad con que el Ministerio ha convocado las ayudas a los Ayuntamientos para la renovación de sus flotas de transporte público y la digitalización de la movilidad, con un presupuesto de 1.000 millones.