camiones circulando por una autopista en Francia

Después de siete años con el convenio «caducado«, aunque vigente, los sindicatos y la patronal del transporte por carretera de Cuenca (ACUTRANS) y a la CEOE ha vuelto a sentarse a negociar el convenio provincial del transporte de mercancías. Sin duda, es un paso importante que se produce a pocos días del 8 de julio, fecha en la que teóricamente decaen todos los convenios ya denunciados.

La primera reunión se ha llevado a cabo en la sede de la CEOE, con una propuesta por la parte empresarial que en opinión del sindicato CCOO “augura un proceso negociador espinoso, ya que se inicia con las mismas pretensiones que recorren el mapa de negociación del sector en todo el territorio nacional”.

El sindicato recuerda que en el caso del convenio de Cuenca, las condiciones que pretende la patronal “supone una línea roja que no se puede tolerar, ya que la base de este convenio es de por sí muy básica en cuanto a condiciones laborales, además de encontrarse sin revisión salarial desde el año 2006, con unas retribuciones que, de por sí, no son elevadas”.

En este sentido, para CCOO lo más negativo de las pretensiones patronales es que se niegan a actualizar atrasos,a pesar de que según los cálculos realizados, el IPC se ha incrementado en casi un 15% desde el 2006, lo que ha supuesto una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores del sector”, insiste el sindicato.

Antigüedad «adpersonam»

Otra cuestión a tener en cuenta es la eliminación del complemento personal de antigüedad, que según la oferta patronal quedaría como un concepto “adpersonam”, es decir para aquellos trabajadores que lo cobren en la actualidad, pero no generando su cómputo para las nuevas incorporaciones. Además, plantean una rebaja del complemento de IT, que en la actualidad es del 100% en el caso de enfermedad común a partir del décimo día de baja, pretendiendo pasarlo al 85%.

A pesar de estos planteamientos iniciales “diametralmente opuestos a los nuestros”, CCOO reconoce que va a seguir participando en la mesa de negociación para defender un convenio “digno” para la provincia de Cuenca.