Carretera del País Vasco

El sindicato de transportistas de autónomos de Vizcaya, Sintrabi, y la Asociación de Transportistas Autónomos del Puerto de Bilbao (ATAP), han coincidido en criticar la medida anunciada de supresión del régimen fiscal de módulos en el País Vasco para los transportistas autónomos en el 2014, una medida que, a su juicio, supondrá la «puntilla» para el sector.

Según estos dos sindicatos, la supresión del régimen de módulos en el País Vasco afectará a los más de 4.300 transportistas autónomos residentes en la Comunidad Autónoma, que suponen aproximadamente el 70 % de las empresas de transporte vascas.

La Asociación de Transportistas Autónomos del Puerto de Bilbao (ATAP)  asegura que la eliminación del régimen de módulos en el País Vasco y el mantenimiento de este régimen fiscal a nivel estatal conllevará la pérdida de competitividad de los transportistas autónomos vascos, debido a la diferencia de presión tributaria,que se estima en aproximadamente 15.000 euros por vehículo, por la eliminación del régimen de módulos en las Haciendas Forales y el mantenimiento de dicho régimen fiscal a nivel del Estado».

Desde ATAP lo califican de «conjunto de despropósitos y de agresiones» al servicio de transporte por carretera que se presta, en este caso, desde el puerto de Bilbao y añaden que supone una «falta de visión» sobre cuáles son los actores más interesados en atraer mercancía hacia el puerto y «con ello ganarse el pan de cada día».

El presidente de ATAP, Fede Landera, ha asegurado que “la crisis es un cáncer que nos invade y mata profesionalmente, está dejando el transporte de mercancías por carretera arruinado, y debemos hacer verdaderos equilibrios para subsistir día a día».  

Ante lo que denomina como «disparates», ATAP ha sugerido realizar paros en el transporte para «concienciar» a la Administración de lo que puede suponer esta decisión para la competitividad de los «sufridos» transportistas autónomos. Además, acusa a la misma de tratar de «justificarlo en falsos modelos de transporte», señalando al ferroviario, «porque socialmente parecen más amables».

Sintrabi estudiará acciones conjuntas con otras asociaciones

Según Sintrabi, esta medida no va a suponer una mayor recaudación fiscal porque en época de crisis la diferencia entre un sistema y otro no es tal.

Además, y al contrario de lo que se pueda pensar por tratarse de una medida contra el fraude fiscal, Sintrabi ha opinado que va a generar «el efecto contrario, una mayor economía sumergida y una mayor evasión fiscal, ya que el régimen de módulos establece un régimen fiscal uniforme para todos los autónomos en función de unos criterios objetivos e índices, lo que provoca que todos los autónomos tengan que tributar«.

Con la nueva medida «se induce al riesgo de que muchos autónomos dejen de declarar sus facturas en el régimen de estimación directa, con el incremento de la competencia desleal que ello va a suponer, y también a que muchos autónomos opten por tributar en Comunidades autónomas limítrofes, con el consiguiente perjuicio para las arcas públicas«, ha advertido Sintrabi.

Ante esta situación, desde Sintrabi que «siempre ha defendido un sector del transporte regulado y ordenado por parte de la Administración, a lo que ha contribuido el sistema de módulos que ahora se pretende suprimir«, anuncian que se iniciarán contactos con otras asociaciones para estudiar acciones conjuntas.