Boya de Almarin en el puerto de Turbo, Colombia

Boya de Almarin en el puerto de Turbo, Colombia.

La Dirección General Marítima de Colombia (Dimar) continúa desarrollando su plan de mejora del sistema de ayudas a la navegación a lo largo de toda la costa colombiana. La última actuación se ha llevado a cabo en el Golfo de Urabá, situado al noroeste del mar Caribe.

Para su optimización, la administración colombiana ha encargado a Almarin, empresa española dedicada al diseño, fabricación, suministro e instalación de equipos para señalización marítima, así como a sus socios Cenacol e Iner Consultores, el suministro e instalación de boyas en los puertos de Turbo, Sapzurro y Capurganá y en la desembocadura del Río León.

Este ambicioso plan se inició en 2013 en los principales puertos del Pacífico y Caribe, Buenaventura y Cartagena, y posteriormente Dimar se ha centrado en puertos más pequeños y usados mayoritariamente por embarcaciones de menor envergadura.

Un total de doce boyas han sido fondeadas recientemente, de las cuales nueve son boyas laterales, una de aguas seguras, una especial y una cardinal, con sus respectivas linternas de 5MN de alcance.

El diseño de las boyas es el mismo que en las proporcionadas el año anterior por Almarin en las islas de San Andrés y Providencia, también colombianas.