volvo-sistemas-seguridad-vial

Los sistemas de asistencia al conductor juegan un destacado papel en la seguridad vial.

El papel del conductor profesional es un elemento clave para la competitividad empresarial y la confianza de los clientes en cualquier compañía. Además, los chóferes son un factor clave para la seguridad vial, un grupo que, año tras año, demuestra que tiene capacidad para ir reduciendo la siniestralidad, precisamente en momentos en que otros colectivos ven cómo aumenta el número de accidentes de tráfico.

Conscientes de la importancia de los conductores, las marcas se esfuerzan en aportar pluses para que los vehículos sean más fáciles de conducir y maniobrar, más cómodos y ergonómicos.

En este sentido, Volvo Trucks ha introducido nuevos sistemas de asistencia al conductor que combinan la Dirección Dinámica de Volvo con otros sistemas de mejora de la seguridad y el confort para desarrollar dos sistemas de asistencia al conductor dirigidos a la prevención de accidentes relacionados con la asistencia para la estabilidad y la asistencia para permanencia en el carril.

La Dirección Dinámica de Volvo se ha desarrollado para compensar automáticamente las irregularidades en la superficie de la calzada, así como para eliminar la vibración y los golpes en el volante, de tal modo que, cuando se conduce a baja velocidad, la resistencia del volante se reduce en un 75 % aproximadamente, lo que facilita la conducción marcha atrás y las maniobras en espacios reducidos.

De igual modo, a velocidades más altas, el camión mantiene con seguridad su dirección incluso en los casos en los que la superficie sea mala y en los que el viento lateral sea fuerte, gracias a que la dirección asistida hidráulica del camión cuenta con la asistencia de un motor eléctrico regulado electrónicamente que se ajusta de forma continuada la dirección.

Además, junto con este sistema, el fabricante también utiliza el sistema de Control Electrónico de Estabilidad o ESC (Electronic Stability Control), que se activa cuando existe posibilidad de derrapes y aporta una ligera asistencia en el volante para ayudar al conductor a girar en dirección contraria y estabilizar el vehículo.

Por otro lado, el sistema también puede incorporar la Asistencia para Permanencia en el Carril, que supervisa la posición del vehículo con cámaras y entra en funcionamiento a velocidades superiores a 55 km/h para evitar que el camión corre el riesgo de salirse del carril.