La naviera SM Line, que inició su andadura hace cuatro años, ha presentado una de las tres ofertas realizadas por el astillero surcoreano Hanjin Heavy Industries and Construction, HHIC.

El principal accionista, el Banco Coreano de Desarrollo, KDB por sus siglas en inglés, ha informado recientemente de que tres consorcios coreanos habían mostrado su interés en el astillero, que es el más antiguo del país.

Dos de ellas corresponden a bancos de la zona, incluyendo una filial de KDB, mientras que la tercera es la de este operador. La decisión final se hará pública a principios de 2021.

Conviene recordar que el mayor accionista cuenta en la actualidad con el 83,45% de la acciones del astillero, que está valorado en unos 550 millones de dólares. Fundado en 1937, llegó a ser uno de los diez más importantes de Corea del Sur, pero hace cinco años tuvo que solicitar ayuda al Gobierno ante sus dificultades económicas.

Las instalaciones principales de HHIC se encuentran en Busán, aunque también gestiona otras de gran tamaño en el puerto de Súbic, en Filipinas.