Stef ha tenido en el segundo trimestre de 2021 una cifra de negocio de 848,8 millones de euros, un 21,7% más que en el mismo período del año pasado, con lo que la facturación del operador galo en la primera mitad del ejercicio alcanza los 1.636,8 millones de euros, un 9,8% anual más.

Los registros muestran un sólido crecimiento de la facturación, aunque sin alcanzar las cifras del mismo tramo de 2019, debido fundamentalmente al incremento de actividad que se detecta desde el levantamiento de las limitaciones sanitarias impuestas al sector de la restauración en Europa.

En cuanto a su actividad en Francia ha alcanzado una cifra de negocio en el segundo cuarto del año de 507,3 millones de euros, un 13,2% anual más, mientras que su filiales internacionales han facturado 238,4 millones de euros entre abril y junio, un 24,3% más que igual período del año pasado.

Su rama marítima ha registrado un fuerte impulso de un 85,5% anual para un total trimestral de 20,3 millones de euros. Por otra parte, en el ámbito de otros, la cifra de negocio trimestral es de 82,8 millones de euros, un 76,6% más que durante el segundo cuarto de 2020.

Por lo que respecta a España, Stef reporta un buen crecimiento trimestral, fruto de un crecimiento orgánico sostenido y una aumento de su actividad de transporte para un nuevo cliente, una cadena de supermercados en este caso.