Solo el 1% del total de contenedores que anualmente gestionan los puertos españoles de interés general se mueven por ferrocarril. Es el dato que aportó el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, durante su participación en la jornada sobre Sector Ferroviario que organizó este martes Unidad Editorial. Teniendo en cuenta que el pasado año 2011 el conjunto de la red portuaria manipuló 13.882.030 Teus, es un dato que puede resultar “desolador”, de ahí que el presiente del organismo público crea “fundamental” la participación de la comunidad portuaria para incrementar este porcentaje.

A pesar del bajo porcentaje que representa el tráfico ferroviario de mercancías en general en España, en torno al 4%, Llorca destacó que un 50% del mismo se produce en los puertos.  En su opinión, esta  triste situación se produce porque en los últimos diez años ni Adif ni Renfe han “aprendido” las reglas del mercado en este tipo transporte, “donde se ha pasado de ser el cliente lo más importante a primar las cadenas logísticas”. Ahora “el enfoque debe centrarse en dar servicios más flexibles, fiables y a bajo coste”.

Hacer productivo el tren

De ahí que apueste por dar un enfoque netamente logístico al transporte ferroviario “con una estrategia transversal de todos los actores y un enfoque físico, funcional y comercial”.  Porque para Llorca no es suficiente contar con infraestructuras “sino hay buena gestión comercial que genere un tren productivo”.

El responsable de Puertos del Estado no ocultó que en el plano de las infraestructuras ha habido una falta de coherencia entre desarrollo portuario y ferroviario de ahí que es necesario “coordinarlo y diagnosticar actuaciones necesarias”. En este punto, Llorca resaltó que el actual esfuerzo inversor es “coherente” con las necesidades presupuestarias actuales y futuras y elevará del 3% al 11% la inversión en ferrocarril en puertos hasta el 11%.

En total, dijo, se necesitan en los próximos años 1.100 millones de euros en inversión en infraestructuras ferroviarias que palie el déficit “histórico” de accesibilidad y desarrollo de la intermodalidad ferroviaria en puertos.

Nuevos tentáculos de dominio público portuario

Una de las medidas contempladas es que las autoridades portuarias asuman nuevos espacios públicos portuarios para acometer ellas mismas las infraestructuras ferroviarias ante las dificultades que pueden tener otros organismos en su desarrollo. “Saldrán de los puertos a modo de tentáculos brazos de dominio público portuario ligados a nuevas infraestructuras portuarias”, especificó Llorca.

La colaboración público privada debe ser otro pilar en este desarrollo y puso como ejemplo la conexión ferrea de la Minas de Alquefi con el puerto de Almería cuya inversión de 50 millones de euros está siendo asumida por el explotador de las minas. Otra posible fuente de financiación podrá ser los fondos europeos para la red básica ferroviaria si bien, el presidente del gestor portuario aclaró que “estas ayudas sólo alcanzarán el 6% del total”.

Para acometer y definir todas las necesidades la voluntad de Llorca es convertir al organismo que preside en un “adif” portuario y para ello se están desarrollando convenios de conexión férrea con las autoridades portuarias “de los cuales ya están firmados 11 acuerdos” .

José Llorca hizo un mención expresa a la carretera “cuya participación es necesaria para lograr que el ferrocarril coja cuota de mercado” y finalizó destacando que a pesar del panorama general “el tráfico ferroviario en los puertos ha crecido un 9%».