la moda impulsa el e-commerce

El e-commerce es clave en la reconversión que vive el sector en los últimos años.

Las empresas de moda y belleza están a la cola de la transformación digital. Según el I Estudio de Transformación Digital de la Empresa Española, el 46% de las empresas de moda no han iniciado ningún proceso de transformación digital.

El e-commerce en el sector de la moda movió 20.000 millones de euros en Europa en 2015. De hecho, según el estudio de GBS Finanzas sobre ‘Estrategias y perspectivas en el negocio de moda on-line en España y Europa’, la moda acapara el 23% de las transacciones realizadas a través de internet.

Pero, tener una web en internet es solo uno de los pasos para vender on-line, también es vital tener en cuenta los demás dispositivos, como tablets o smartphones. Además, el m-commerce está ganando cada vez más popularidad entre los usuarios”, han explicado desde el Foro de Economía Digital Business School.

Oportunidades digitales para el sector de la moda

Según el I Estudio sobre Mobile Commerce en el sector de la Moda en España elaborado por Corpora360 y Acotex, el 86% de los fabricantes y el 90% de los distribuidores on-line cuentan con una web que puede ser visualizada en cualquier dispositivo móvil, más del doble que en 2014.

Pero los usuarios ya no solo quieren ser capaces de usar su teléfono móvil para realizar sus compras de moda, sino que también quieren hacerlo a través de la propia ‘app’ de la marca. Pese a que seis de cada diez compras a empresas retail registradas a través de un dispositivo móvil se realizan con una ‘app’, solo el 29% de las marcas tienen aplicaciones disponibles.

Las ‘apps’ se han convertido en las nuevas ‘flagship stores’ de internet, donde el usuario no solo realiza las compras, sino que conecta con las marcas, ojea los catálogos, conoce las nuevas temporadas, actúan como GPS para mostrar las tiendas más cercanas, etc. Actualmente, la moda es el cuarto producto más comprado desde el móvil, por detrás tan sólo de los viajes, el ocio y la tecnología.