Renault Kangoo electrico utilizado por DHL para sus entregas urbanas

DHL renueva su solución de suministro de piezas de recambio para el mercado de accesorios en la industria del automóvil mediante la mejora de los tiempos de entrega y de la eficiencia en huella de carbono.

La compañía utilizará su red de centros de distribución local y, además, utilizar vehículos eléctricos para el suministro de piezas de repuesto en las metrópolis de Europa, Asia y de América. Aquí, DHL aprovecha su cooperación con el fabricante mundial de vehículos Renault, que aporta conocimientos sobre la gestión de flotas y vehículos eléctricos basados ​​en el modelo Kangoo.

«El reto de permitir la movilidad sostenible debe ser abordado mediante una red global de socios de confianza. Al intensificar nuestra relación con DHL, nuestro objetivo es combinar ambas compañías potencia la innovación know-how«, ha afirmado Uwe Hochgeschurtz, SVP de la División de ventas corporativas de Renault.

A diferencia del método tradicional de entregar piezas de repuesto para talleres y concesionarios de automóviles por adelantado y en base a las necesidades previstas, DHL  sólo realiza entregas a tiempo, lo que supone reducir el stock para los fabricantes y concesionarios de automóviles.

Sin embargo al igual que en una moderna planta de producción, el material necesario para el mantenimiento y reparación sólo se solicitan cuando se necesitan. Además la proximidad de las instalaciones logísticas permiten asegurar que los concesionarios de automóviles reciban las piezas de repuesto mucho más rápidamente, en un plazo medio de 2 horas y media, desde que se lanza la orden de pedido.

La solución ya está disponible en varias ciudades europeas en el Reino Unido, Portugal, España, Suiza, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega, así como en Los Angeles, Miami y varias ciudades chinas. Está basada en una amplia red logística de DHL y en la colaboración entre las distintas divisiones. Así DHL Supply Chain se responsabiliza de la gestión de los almacenes, gestión de residuos y la gestión de pedidos, mientras que DHL Express se hace cargo del transporte.

Las necesidades de los clientes son la máxima prioridad para los fabricantes de vehículos, de ahí que la importancia de la calidad y la rapidez en la entrega está en constante evolución. Esto también tiene un impacto en la logística. DHL ha encontrado una solución sostenible que reduce los costes, las emisiones de CO2 y mejora la calidad y rapidez de entrega.

Realmente beneficia a cada uno de los actores implicados, desde los fabricantes a los distribuidores de automóviles y a los clientes y contribuye a cumplir con los objetivos de sostenibilidad de DHL y de los clientes.

Los fabricantes de vehículos y proveedores de componentes en la industria automotriz comparten preocupaciones similares en relación con la movilidad sostenible. Del mismo modo le ocurre a DHL, que se ha fijado objetivos claros y se compromete a objetivos similares, como son la reducción de su huella de carbono en sus operaciones, la mejora en la calidad de sus productos y servicios, así como el establecimiento de una sólida red global.

Por otro lado la asociación de DHL con Renault se basa en varios años de cooperación, incluyendo proyectos de sostenibilidad, como una solución de cadena de suministro para sistemas de baterías para vehículos eléctricos.