Tereos Syral, fabricante europeo de productos de almidón, ha encargado a Zetes la implantación de una solución de trazabilidad completa con el fin de hacer frente a su continuo crecimiento y satisfacer las exigencias de sus clientes en cuanto a calidad y origen del producto.

La solución, que ya está instalada en las fábricas de Francia, Bélgica y España, permite mejorar la gestión de sus recursos internos garantizando el cumplimiento de los estándares de calidad y seguridad impuestos por la normativa vigente.

El sistema incluye un software de trazabilidad, que configura, gestiona y supervisa todos los dispositivos que intervienen en la identificación, la lectura y el control de las unidades logísticas.

Además, esta solución incorpora sistemas de etiquetado automático y de identificación por visión, así como lectores RF y terminales de carretillas.

Sistema eficaz

Tereos Syral produce una amplia gama de productos basados en almidón, destinados a sectores como el alimentario, el farmacéutico, el químico y el del papel-cartón. Los productos en polvo fabricados por la compañía se envasan en bolsas de entre 25 y 1.000 kg.

Desde las zonas de envasado, cada unidad logística recibe un identificador Datamatrix que permite reconocerla durante todo el proceso. Las etiquetas se aplican utilizando los sistemas de identificación automática o manualmente, dependiendo del tipo de bolsa.

Las bolsas convergen en la zona de inspección y retractilado, donde Visidot captura el código de la etiqueta. La información, controlada y procesada por el software, se envía al equipo de print&apply que se encarga de aplicar la última etiqueta antes del envío.

Las carretillas que transportan los palets, equipadas con terminales Zetes IND integrados en tiempo real con el software, reciben la orden de carga. Los palets son leídos al recogerse por un lector y se asocian al número de carga de la carretilla. Cuando la carretilla está completa, el operario cierra el número de carga a través del terminal integrado. Toda la información recabada es procesada, actualiza en SAP y se envía al almacén externo, cuyos encargados saben exactamente lo que deben recibir.