Con el embalaje heavy duty, la denominación anglosajona de embalaje industrial, Tecnicarton fabrica embalajes que sirven para transportar graneles, tanto sólidos como líquidos, productos pesados, voluminosos y también mercancías peligrosas.  

El grupo ha trabajado desde sus inicios en encontrar un diseño de embalaje heavy duty que mejor se adapte a las necesidades de cada producto y cada compañía, ya sea entre las opciones existentes o elaborando un nuevo proyecto desde cero.

En los últimos tiempos se están obteniendo excelentes resultados en embalajes que tradicionalmente se fabricaban en madera, con refuerzos incluidos, y que progresivamente están siendo sustituidos por soluciones en cartón ondulado con laminados de alta resistencia. Se están logrando costes menores con una calidad superior, a la que se añaden ventajas como el respeto medioambiental o la posibilidad de realizar impresiones en estos embalajes.

El primer paso para dar con el embalaje pesado más adecuado es establecer junto con el cliente las necesidades de su producto. A partir de ahí, y basándose siempre en la colaboración entre ambas compañías, el Centro de I+D+i desarrolla el embalaje necesario para atender esas peticiones. Por lo tanto, es posible realizar soluciones completamente a medida, si bien también existen modelos estandarizados, cuyas características pueden ser modificadas cuando resulta necesario.

Embalajes Heavy Duty

Es posible realizar soluciones completamente a medida, si bien también existen modelos estandarizados, cuyas características pueden ser modificadas cuando resulta necesario, como unas dimensiones especiales o una determinada capacidad de apilamiento. A este respecto se han llegado a desarrollar embalajes de 6,5 metros y se han apilado 5.000 kg en cartón ondulado.

Entre los embalajes en cartón ondulado heavy duty, se pueden citar el TecniBox, que es un box de cartón ondulado de grandes dimensiones con prestaciones de carga y de apilamiento, estático y dinámico, muy elevadas. Otro ejemplo es el OctoTecnic, embalaje con forma octogonal, perfecto para el almacenamiento y transporte de productos a granel, es apilable en estático y puede llegar a contener hasta 1.000 kilos de material por contenedor.

El Hybrid3 es un contenedor de 1.000 litros fabricado en cartón ondulado, perfecto para mercados de exportación y para cadenas de suministro donde la recuperación del embalaje reutilizable es costosa o difícil.