SSI Schäfer se ha ocupado de la instalación especial de varias estanterías en el Museo de Ciencias Naturales de Berlín que, con unos 30 millones de objetos, posee una de las colecciones más significativas del mundo.

El objetivo era almacenar sistemáticamente en el ala oriental una gran parte de los preparados, conservándolos bajo unas condiciones climáticas óptimas, y presentar a los visitantes del museo una selección de ejemplares de la colección de peces y reptiles.

Para el almacenaje y la presentación se ha implantado una solución innovadora, capaz de satisfacer unos elevados requisitos funcionales y estéticos. Con esta solución además se garantiza la flexibilidad para el diseño individual, así como el cumplimiento de la normativa de seguridad en lo relativo a protección contra incendios y ventilación, conforme a los requerimientos del Museo de Ciencias Naturales de Berlín.

Basándose en el sistema de estanterías de paneles R 3000, se ha diseñado una solución de altillo adaptada de forma óptima, cuyos accesorios se componen mayoritariamente de elementos estándares. Todo lo demás es el resultado de largas series de pruebas y nuevos desarrollos, desde el diseño de las vitrinas hasta los anaqueles.

Para ello, los casi 6 m de altura de las salas del edificio se subdividieron en tres niveles. En total, la superficie de los tres pisos supone unos 1.150 m². En cada nivel se ha instalado una serie de estanterías de dos pisos adaptadas especialmente al espacio y a la finalidad de uso.

El nuevo almacén de colecciones alberga aproximadamente 1 millón de objetos de la colección zoológica, que comprende unos 260.000 recipientes de vidrio, conservados en 81.000 litros de alcohol.

Desde septiembre de 2010, el ala oriental se ha abierto al público, donde se exponen apenas un tercio de los preparados líquidos. Para ello, la planta baja se ha equipado con un paisaje continuo de vitrinas. En una superficie de  más de 300 m², los visitantes pueden observar preparados extraordinarios de gran valor científico y cultural.