El grupo alemán Vossloh ha llegado a un acuerdo con la suiza Stadler Rail por el que le venderá su filial española dedicada a la fabricación de material rodante, Vossloh Rail Vehicles, por un importe de 48 millones de euros. 

Además, la compañía suiza se hará también cargo de la deuda que la filial, con sede en Valencia, tiene con su antigua sociedad matriz, que asciende a los 124 millones de euros. 

La operación aún está pendiente de la aprobación de las autoridades competentes y se espera que esté cerrada en el primer trimestre de 2016. Desde el grupo alemán ya han mostrado su satisfacción por haber encontrado un comprador «fiable y con gran experiencia» en la industria.

La planta valenciana, ubicada Albuixech, cuenta con una plantilla de 900 personas, un equipo de gestión e ingeniería «altamente experimentado y motivado» que, según señalan desde la sociedad que ahora asumirá el mando, «sobresale por su competitividad e innovación».

Cabe destacar que, frente a las pérdidas del grupo Vossloh en su conjunto de los últimos años, que han impulsado su plan de desinversiones en materia de transporte, la división española obtuvo unos ingresos de 223 millones de euros en 2014, con un beneficio de ocho milones. Su cartera de pedidos actual supera los 700 millones de euros.