camión Stef Iberia

En la continuidad del primer trimestre, la cifra de negocio del grupo Stef, el especialista europeo de la logística del frío, permanece estable respecto al año anterior, a pesar del descenso del consumo de productos alimentarios de los últimos meses.

El aumento del 3,5% de la cifra de negocio global, alcanzando un total de 616,5 millones de euros, se debe a la actividad comercial de la compañía KLS, adquirida a finales de 2012. En concreto, la compañía especializada en la restauración comercial, ha generado una cifra de negocio de 24,3 millones en el trimestre, de los que 20,1 millones corresponden a ventas por cuenta de terceros.

En la Península ibérica, la crisis económica y la elevada tasa de desempleo han impactado en el conjunto de las actividades. Exceptuando el crecimiento externo, la cifra de negocio de la Península Ibérica ha retrocedido un 4%. Mientras que en Italia la cifra de negocio permanece estable durante el periodo considerado.

Por otra parte, las actividades de transporte y logística en Suiza y en Bélgica siguen aportando al grupo un aumento de su cifra de negocio de un + 6,1 % y un + 7,4 %, respectivamente.

El mercado de fletes muestra una disminución del 2,2 % en el trimestre, tras una deslocalización de los flujos hacia Toulon. Sin embargo, la actividad Pasajeros ha mostrado un muy buen comportamiento. Esto permite al sector marítimo beneficiarse de un incremento de su cifra de negocio del 6,5 %.

La cifra de negocio acumulada a 30 de junio de 2013 asciende a 1.257 M€ frente a 1.213,3 M€ a 30 de junio de 2012, con un incremento del 3,5 % (-0,2 % a perímetro comparable).

Plan estratégico

En el marco de su plan estratégico, el grupo está preparado para poner en marcha su plan de crecimiento externo. Durante el segundo semestre de 2013 podrían abordarse nuevos proyectos en esta área.

La actividad de transporte en Francia ha experimentado una disminución de los volúmenes desde el último trimestre de 2012 debido a un descenso del consumo doméstico de productos frescos y congelados. La cifra de negocio también se ha visto afectada por la bajada de los precios de los combustibles.

Las actividades logísticas en Francia muestran una progresión del 4,6 % en el trimestre, gracias a la actividad de la restauración comercial, que constituye un motor de crecimiento para el grupo.

La actividad de congelados sigue viéndose afectada por los acontecimientos de comienzos de año, relacionados con la trazabilidad de los productos cárnicos, y por unas condiciones climáticas adversas que han retrasado el consumo de los productos de verano (helados, barbacoas…).