Los últimos meses han puesto de manifiesto la importancia de los vehículos comerciales para asegurar la distribución y entrega de todo tipo de productos, a lo que Stellantis responde con el lanzamiento de una nueva generación de vehículos comerciales y polivalentes 100% eléctricos, producidos en Vigo.

Los Peugeot e-Partner y e‑Rifter, los Citroën ë-Berlingo y ë-Berlingo Van y los Opel Combo-e Life y Combo-e Cargo, ofrecerán una solución “cero emisiones” a partir de los últimos meses de este 2021.

La planta de Vigo inició su actividad en 1958, con la producción del Citroën AZU, derivado del 2CV, y a éste le siguieron modelos emblemáticos, como el Citroën AK, el Citroën AYU, el Citroën C15 o todas las generaciones de los Citroën Berlingo y Peugeot Partner.

En sus 63 años de actividad, de la planta de Vigo han salido más de 7 millones de vehículos comerciales ligeros. El inicio de la fabricación de los nuevos modelos eléctricos, suceden en las líneas de montaje gallegas a las más de 20.000 unidades de las versiones eléctricas de los Citroën C15 y Berlingo, así como del Peugeot Partner producidas en Vigo desde 1995.

Los nuevos vehículos eléctricos se producen en el Sistema 2, sobre una adaptación de la plataforma multienergía EMP2, en la misma línea que las versiones térmicas.

Vigo se adapta para los nuevos vehículos eléctricos

En septiembre, el Centro de Vigo producirá 91 vehículos eléctricos al día y, en noviembre, alcanzará su velocidad de crucero con 224 unidades diarias. Para alcanzar esta producción, se han invertido en la planta 33 millones de euros adicionales y se han impartido más de 10.000 horas de formación.

Desde su inauguración, en 1958, el Centro de Vigo no ha dejado de crecer, transformarse y modernizarse. Para producir las versiones eléctricas de los nuevos comerciales ligeros, ha adaptado diversas instalaciones en todas las etapas de fabricación.

Entre las transformaciones realizadas en la fábrica para acoger la producción de los nuevos vehículos, cabe resaltar la creación de cuatro nuevas gamas y 100 referencias en el taller de embutición, en el que se conforman las piezas de chapa que formarán la carrocería; así como la instalación de una nueva línea de soldadura en el taller de ferraje, con 26 nuevos robots.

Se ha finalizado la puesta a punto del proyecto con unas pruebas de rodaje en condiciones reales, en Vigo y en otros entornos, que acumulará más de medio millón de kilómetros antes del lanzamiento comercial.