buque-ro-pax-e-flexer-de-stena

Se trata de buques que apuestan por la eficiencia energética y la sostenibilidad en su diseño.

Stena ha decidido ejercer su opción para la construcción de un séptimo y octavo E-Flexer, tras encargar otros seis al astillero chino Avic Weihai. Las dos embarcaciones serán entregadas en el año 2022, aunque la naviera aún se reserva la opción para la construcción de otros cuatro buques de este tipo.

El nuevo encargo se debe a un previsible incremento de la demanda de capacidad de carga en el norte de Europa. El operador quiere prepararse adecuadamente para esta expansión, aunque aún no ha decidido en qué rutas utilizará estas nuevas incorporaciones.

El nuevo pedido y las cuatro opciones suponen un gran avance para la división ro-ro de Stena. Se trata de buques que apuestan por la eficiencia energética y la sostenibilidad en su diseño, adaptados a los nuevos estándares de la industria en lo que se refiere a operatividad, emisiones y competitividad.

No obstante, las dos nuevas embarcaciones serán más grandes que los E-Flexer que ya han sido construidos. Contarán con 215 metros de eslora y capacidad para 3.100 metros lineales de carga, mientras que las dos siguientes tendrán 240 metros de eslora y una capacidad de 3.600 metros lineales de carga.

Diseñados para el transporte de carga y pasajeros, el primero de los ocho buques encargados hasta el momento operará entre el puerto galés de Holyhead y Dublín, mientras que los dos siguientes lo harán entre Liverpool y Belfast, y los otros tres serán alquilados a operadores externos.