ro-pax stena

La embarcación comenzará a prestar servicio en enero entre los puertos de Dublín y Holyhead.

Los astilleros de AVIC Weihai, en China, han acogido la entrega del nuevo ferry Stena Estrid, el primero de los cinco de la nueva generación de buques ro-pax de Stena Line, que se están construyendo en la actualidad.

La embarcación realizará ahora un viaje de seis semanas de duración hasta llegar al Mar de Irlanda, donde comenzará a prestar servicio en enero de 2020 entre el puerto de Dublín y el de Holyhead, en Gales.

De los buques que están en construcción actualmente en China, el Stena Edda iniciará sus operaciones en primavera entre Belfast y Liverpool, donde también se incorporará el Stena Embla a primeros de 2021.

La llegada del primero de estos ferries supone un gran avance para la naviera y es el resultado de una gran inversión para la mejora de las operaciones en el Mar de Irlanda, lo que refleja a su vez su compromiso con la región.

Además, favorecerá el desarrollo de unas operaciones de carga y descarga mucho más eficientes y el aumento de la capacidad, pues podrá albergar hasta 120 vehículos y 1.000 pasajeros, más la tripulación.

La nueva generación de buques será una de las más avanzadas en el segmento de los ro-pax, con 215 metros de eslora y una capacidad de carga de 3.100 metros lineales, lo que supone un aumento del 50% en términos de tonelaje.