Desde 2006 hasta la actualidad, Stoneridge ha fabricado más de un millón de tacógrafos digitales.

La unidad un millón ha salido del centro de producción que el fabricante tiene en la locadlidad sueca de Örebro en agosto y se instalará en un camión DAF.

Desde la primera unidad, el SE5000 de Stoneridge se ha actualizado con “la regla del minuto”, ha integrado el “soporte para la toma de decisiones del conductor”, que ayuda a los conductores a optimizar su tiempo en la carretera y se ha adaptado a los requerimientos legales que marca la directiva sobre tiempos de trabajo de la Unión Europea.

Además, los nuevos modelos se han ido adaptando a los hábitos de trabajo de los conductores profesionales, cada día más acostumbrados a trabajar con aplicaciones para móviles y con la descarga remota.

Así mismo, el fabricante está poniendo a punto sus equipos para la entrada en vigor la legislación 1C sobre tacógrafos digitales en 2019.

Stoneridge se fundó en 1965 en Ohio, Estados Unidos, como fabricante de componentes eléctricos y electrónicos de alto contenido tecnológico, de módulos y sistemas para mercados de automoción, de vehículos medios y pesados, agrícolas y vehículos industriales.

La empresa cuenta con 20 plantas de producción en 15 países diferentes.