La consolidación del e-commerce entre una gran parte de la población hace prever que cada vez más empresas opten por establecer sus espacios logísticos cerca de las ciudades para dar respuesta a esta demanda y mejorar así los tiempos de entrega en la última milla.

En este sentido, según datos de CBRE, en los seis primeros meses de 2020 la zona centro del país registró una contratación de 222.000 m2 de suelo logístico, lo que supone un aumento del 38% con respecto al mismo periodo del año anterior.

La plataforma inmobiliaria suiza Stoneweg ha adquirido el suelo sobre el que se ubica la antigua planta embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada para construir un nuevo complejo logístico al sureste de Madrid.

La operación supone la compra de una de las últimas bolsas de suelo logístico finalista de gran tamaño disponibles en la capital, con más de 220.000 m² de superficie. En los suelos adquiridos, se encuentran varias naves y almacenes, así como un edificio de oficinas y otras instalaciones adicionales.

El objetivo es demoler las distintas edificaciones existentes para desarrollar un complejo logístico de unos 115.000 m². Para el desarrollo del proyecto, Stoneweg contará con Area Industrial, apostando ambas por un proyecto en el que primarán los criterios de sostenibilidad.

Una de las principales características diferenciales de esta operación es su ubicación y dimensión privilegiada. Los suelos se sitúan en el primer anillo de Madrid, junto al núcleo urbano de Fuenlabrada y a 20 kilómetros del centro de la capital, un punto estratégico con rápido acceso a distintas vías de comunicación que facilitan el transporte de mercancías.

En concreto, se encuentra en las proximidades de la intersección entre la M-50, la R-5, que conecta con la A-5, y la M-506, que conecta con los municipios del suroeste de la Comunidad.