Buque Suar Vigo de naviera Suardiaz

Naviera Suardíaz ha reiterado su compromiso de poner en marcha la autopista del mar entre Vigo y Nantes en el plazo de tres meses desde que la Unión Europea dé luz verde al proyecto, según ha asegurado el presidente de Flota Suardíaz, Juan Riva, en un encuentro con la prensa este miércoles 12 de junio.

Nosotros, asegura Riva, «ya hemos hecho nuestro trabajo y está en manos de las administraciones española y francesa. Hemos presentado nuestro estudio sobre la línea como nos comprometimos y ahora la pelota está en su tejado«. No obstante, el armador español reconoce que le consta que se está trabajando en Bruselas por parte de ambos Gobiernos para buscar la aprobación, «pero es un proceso jurídico complejo«.

En cuanto a las vías de financiación de la línea, Juan Riva  señala que pueden proceder vía programa Maco Polo o a través de las subvenciones TEN-T, «que es un proceso más rápido».  

En el estudio se constata la viabilidad de la línea pero, en cualquier caso, Juan Riva no oculta que existe un riesgo importante para Suardiaz, «porque la economía y el intercambio comercial entre España y Francia ha empeorado en el último año, sobre todo se empieza a notar ahora en Francia que está peor que el año pasado».

Subvenciones, solo para dar oxígeno inicial 

El responsable de la naviera recuerda que sólo con subvenciones no se mantiene ninguna línea marítima. «No es posible mantener un barco medio vacío y la subvención lo que permite es iniciar el servicio con un precio competitivo frente a la carretera«, apunta.

Según sus datos, las ayudas puede amortizar aproximadamente un 30% de los costes de la línea, «por lo que se hace la labor de incorporar nuevas cargas o la línea no va hacia adelante. La subvención solo da el oxígeno para el inicio«, insiste

En este sentido, desde la naviera se pone de relieve que la característica principal de una autopista del mar es que debe tener calidad y frecuencia para poder hacer competencia al transporte por carretera y que tenga aceptación entre los transportistas «porque lo que no tiene sentido es hacer una autopista del mar que se tenga que rescatar a los dos años» matiza Riva en referencia paralela a lo que está pasando con las autopistas de peaeje.

«Haremos lo necesario para que sea sostenible pero, sobre todo, tiene que ser atractiva para el uso por los transportistas de carretera, que se deben involucrar«, recalca Juan Riva sin olvidar que, por ahora, « los transportistas van con los camiones llenos a Francia pero vuelven en vacío«.