La naviera Suardiaz embarcó el lunes 7 de enero en el puerto de Vigo sus primeros automóviles Citroën y Peugeot en ocho años. La compañía española, que el pasado mes de noviembre se adjudicó la línea de PSA Peugeot Citroën entre Bouzas y Saint Nazaire hasta 2015, cargó el buque Suar Vigo con 508 automóviles, 54 semirremolques de piezas y componentes de Gefco y once rolltrailers de pizarra que este martes desembarcarán en la terminal francesa. El Suar Vigo realizará  dos salidas semanales en cada sentido.

Con esta operación, Suardiaz y Citroën retoman una relación que se rompió en 2004, cuando el contrato para la manipulación de sus vehículos desde Vigo le fue adjudicada a Acciona Trasmediteránea y, posteriormente, a Compañía Marítima Hispano Francesa (CMHF). El pasado noviembre, Gefco, la filial de logística y transportes del consorcio PSA y que recientemente se ha vendido a la compañía de ferrocarriles rusos RZD, devolvía esta línea a Suardiaz por un periodo de tres años.

El Suar Vigo, el car carrier consignado para cubrir esta ruta, partió el pasado sábado desde Saint Nazaire transportando 41 semirremolques para Gefco  con piezas y componentes para la planta viguesa de PSA. Tras desembarcar el material en el puerto de Vigó se procedió a la carga del buque con los vehículos de Citroën y 54 semirremolques de Gefco y 11 rolltrailers (plataformas de carga) de pizarra, ocupando el 95% de la capacidad de carga total del buque ro-ro. El buque tiene previsto llegar en la tarde del martes a la terminal de transbordadores de Saint Nazaire.

Con el inicio de sus operaciones, las expectativas ahora pasan por poder poner en marcha la autopista del mar de Vigo, lo que implicaría aumentar el número de salidas semanales y a captar nuevos tráficos para cumplir con las condiciones del contrato ganado en su día por Trasmediterránea y que renunció al mismo ante la imposibilidad de cumplir con los compromisos del contrato hispano-francés tras perder los tráficos de Citroën en favor de CMHF.

Esta autopista acumula ya un retraso de más de 3 años por lo que el ministerio de Fomento y Puertos del Estado intenta que Suardiaz se involucre en el proyecto al igual que ya lo hace en la autopista del mar de Gijón-Nantes, liderada por la naviera francesa Louis Dreyfus y en la que Suardiaz tiene una participación accionarial minoritaria.