Esta misma semana, Suecia ha confirmado su intención de adherirse al convenio internacional para gestionar de modo electrónico la documentación asociada al transporte de mercancías por carretera entre diferentes países.

De esta manera, con la incorporación de este país escandinavo, el e-CMR ya está presente en las operaciones de transporte de mercancías por carretera de 25 naciones de todo el planeta, aunque con un fuerte predominio de los estados europeos y asiáticos.

A juicio de la IRU, tras Suecia, ahora todas las miradas están puestas en Alemania, con el fin de que uno de los grandes focos de transporte de mercancías, tanto de importación, como de exportación, contemple también el uso de la documentación electrónica de las expediciones, incluyendo la carta de porte.

Si finalmente, las autoridades germanas decidieran adherirse al e-CMR, la medida supondría un espaldarazo definitivo para un proyecto que busca facilitar el transporte de mercancías, eliminar burocracia, así como mejorar la trazabilidad de las mercancías y la exactitud de los registros administrativos para todos los actores de la cadena.

Así mismo, la organización internacional también calcula que el e-CMR reduce el intercambio de información y puede reducir los costes de manejo y transporte de la documentación entre tres y cuatro veces con relación a los sistemas actuales.