Desde primeros de enero de 2001, Suiza viene cobrando un canon no discriminatorio a los vehículos por los costes que ocasionan y que diferencia según tres categorías establecidas en función de las normas de emisión Euro de los motores.

Para ello, se ha tenido en cuenta la modernización de la flota de vehículos que circulan en el país, lo que implica que cada vez más vehículos cumplen las normas Euro más recientes, procede adaptar la distribución de las categorías de normas para que la clase de emisiones menos contaminante, la EuroVI, permanezca en la categoría de canon más baja, mientras que las clases de emisiones EUROIV y V entren en la categoría más costosa.

Así pues, la Confederación Helvética aplicará, a partir del próximo 1 de julio un canon de circulación de vehículos pesados en función de las prestaciones de un vehículo cuyo peso total efectivo de carga no supere las 40 toneladas y que recorra un trayecto de 300 km de 372 francos suizos, para la categoría de canon uno que se aplicará a todos los vehículos autorizados a circular antes de la entrada en vigor de la norma EuroVI.

Además, también se cobrará una cantidad de 322,80 francos suizos, para la categoría de canon dos, y de 273,60 francos suizos, para la categoría de canon tres que se se aplicará a los vehículos de la clase de emisión EuroVI.

Consecuentemente, también se ha suprimido el descuento del 10% en relación con el nivel de la categoría de canon previsto para los vehículos de las clases de emisión EuroII y EuroIII equipados a posteriori con un sistema de filtro de partículas homologado.