La Guardia Civil de Huelva ha abierto una investigación sobre un supuesto delito de falsedad documental, por presuntamente instalar un sistema de manipulación del aparato tacógrafo instalado en un camión.

El instituto armado estima que con esta práctica se falseaban los datos electrónicos de los registros oficiales, por lo que inició un dispositivo el pasado mes de enero, cuando agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil del municipio sevillano de Écija detectaron la manipulación del aparato tacógrafo instalado en un camión perteneciente a una empresa onubense.

Tras cuatro meses de investigación se pudo acreditar «la complicidad entre conductor y la empresa propietaria del vehículo para el uso de la compleja manipulación del tacógrafo» a través de equipo que se manejaba con un mando a distancia.

Con esta técnica, el vehículo pesado podía «superar con creces tanto velocidades, como tiempos de conducción o supresión de los descansos que están regulados legalmente para garantizar tanto la seguridad vial, como la integridad física del propio conductor y resto de usuarios de la vía».

Además, la Guardia Civil ha podido identificar tanto al taller como a los técnicos que, a solicitud de la empresa propietaria del vehículo, habrían procedido a la instalación y ocultamiento de la manipulación, por lo que las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial competente.