El Grupo Tafatrans, originario de Navarra, ha adquirido siete unidades del Iveco S-way a través del concesionario Cobos, donde ha cerrado un un contrato de mantenimiento y reparación.

Especializado en logística y transporte nacional e internacional en carga completa y paletería, el operador ya había comprado una primera unidad de este modelo hace un año.

Se trata de un vehículo con un coste total de propiedad bajo, adecuado para el transporte de larga distancia por su autonomía, pero competitivo también en las rutas nacionales.

El nuevo diseño de la cabina, que facilita una conducción muy ergonómica, se ha centrado en el conductor, ofreciéndole unas condiciones de vida y de trabajo de alto nivel en un entorno amplio.

Uno de los puntos clave ha sido la ampliación de la altura interior hasta los 2,15 metros, así como la incorporación de un un módulo de noche que controla todo el camión, desde el aire acondicionado, radio y ventanillas, hasta la seguridad y el navegador.

El vehículo, en el que se ha reforzado la rigidez estructural y la capacidad de absorción de energía de forma lateral y frontal, también es más seguro ante un posible choque de este tipo o un aplastamiento.

Además, cuenta con avanzados sistemas de asistencia al conductor para ayudarle a maniobrar de manera eficiente y segura, al tiempo que reduce la fatiga en carretera. También incorpora el sistema Driver Pal para facilitar la interacción con el vehículo mediante comandos de voz, con nuevas funcionalidades avanzadas y servicios conectados.