Taisa Logistics ha incorporado a su flota cuatro nuevos camiones de Gas Natural Licuado, GNL, en consonancia con su compromiso de adquirir al menos dos vehículos propulsados por este combustible hasta completar la renovación de toda su flota para 2025.

Estas unidades presentan una capacidad muy superior a los convencionales, lo que les permite transportar la misma carga en un número menor de viajes y reducir considerablemente sus emisiones. De hecho, la compañía ya puede prescindir de un trayecto por cada tres que realizaba.

Uno de estos camiones dará servicio al departamento de Aguas de Mahou San Miguel, cubriendo el trayecto que separa el manantial de Fuente del Arca de la planta de envasado situada en la localidad conquense de Beteta.

Por otro lado, y con el objetivo de aligerar la carga, el operador ha integrado tres plataformas ultraligeras con un peso de 1.400 kg menos que las tradicionales, que favorecen la reducción de consumo de combustible y pueden transportar un 10% más de mercancía.

Compromiso medioambiental

El GNL es, en la actualidad, una de las tecnologías más eficientes en el ámbito del transporte pesado, ya que emite un 10% menos de CO2 que el diésel, y un 95% menos de partículas en suspensión, y supone una reducción de la huella de carbono del 84%.

El operador extiende su compromiso en este sentido a la flota subcontratada, posibilitando a sus colaboradores la renovación de sus camiones por modelos más responsables con el entorno. A partir de este año, no contratará vehículos cuyo rendimiento medioambiental esté por debajo del Euro 6. 

Esta visión ha permitido a Taisa Logistics disminuir sus emisiones de CO2 en un 7% desde el año 2010, y ha evitado más de un millón de kilómetros en desplazamientos gracias a un plan de rutas eficientes que ha implantado en todos sus trayectos.