instalaciones-de-taisa-logistics

Los detectores de presencia y las luminarias tipo LED contribuirán a reducir el gasto energético.

La unidad de Servicios Logísticos de Mahou San Miguel, Taisa Logistics, ha dado un paso más en su compromiso con la sostenibilidad al optimizar el consumo energético de sus instalaciones. Con este objetivo, ha sustituido las luminarias de vapor de sodio y fluorescentes de sus almacenes y oficinas por otras de tipo LED, con lo que prevé lograr un ahorro energético anual del 40%.

De forma adicional, está equipando sus plataformas logísticas con detectores de presencia, lo que contribuye a minimizar el consumo en aquellas zonas en las que no se esté produciendo ninguna actividad. Asimismo, está instalando placas fotovoltaicas, de modo que parte de la energía consumida proceda directamente del sol.

De forma gradual, continuará incorporando en sus carretillas y transpaletas la tecnología de iones de litio, con una vida útil dos veces superior respecto a las de plomo-ácido y que permite reducir las emisiones de CO2 hasta en un 50%. Además, ofrecen un tiempo de carga mucho más rápido, mayor capacidad de autonomía y un menor mantenimiento.

Por otro lado, el operador sigue apostando por la innovación para mejorar su rendimiento y realiza un exhaustivo control y seguimiento de las rutas, lo que redunda en una mejora constante de sus indicadores.

Desde 2010, ha disminuido sus emisiones de CO2 en un 7% y ha evitado más de un millón de kilómetros en desplazamientos gracias a un plan de rutas eficientes. Por este tipo de medidas, acaba de ser distinguido por Aecoc con el Premio Lean&Green, con el que se pone en valor su objetivo de reducir en un 20% sus emisiones de CO2 en cinco años.