La Autoridad Portuaria de Motril ha otorgado concesión a Carrocerías Cabila para ocupar una parcela con una superficie de 2.489 m² en los terrenos de la ZAL del enclave motrileño.

En este espacio, la compañía granadina instalará un taller para vehículos pesados que debido a su ubicación podrá ofrecer servicios a los vehículos que operan con las líneas regulares marítimas cde carga rodada que unen el recinto portuario nazarí con el norte de África.

El proyecto, que se va a situar junto al aparcamiento destinado para las operaciones de carga rodada en el puerto, contempla la construcción de una nave de 1.279 provista de varios muelles para la reparación de camiones, una zona de maniobra y una grúa pórtico para la elevación de motores y demás cargas pesadas.

Así mismo, el concesionario prestará servicios de mecánica, pintura y reparaciones integrales para todo el sector del transporte.

La propia Carrocerías Cabila va a ejecutar con cargo a su presupuesto parte de las obras de urbanización y acceso de la calle que llegará hasta sus nuevas instalaciones.

De esta manera, el puerto de Motril va, al mismo tiempo, incorporando servicios para los transportistas en su terminal de carga rodada, con el objetivo de potenciar los tráficos de la mercancía que viaja con los camiones que embarcan hacia o desde los puertos del norte de África.