El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Tarragona ha iniciado a finales de febrero de 2020 el expediente para la modificación no sustancial de la delimitación de espacios y usos portuarios.

Con este trámite se persigue la incorporación del futuro muelle de Baleares dentro de la zona de servicio del puerto de Tarragona.

La tramitación de la modificación implica que las administraciones con competencias en los ámbitos señalados en la norma elaboren un informe al respecto y que el expediente se someta a información pública por un plazo de quince días.

Así pues, para cumplir con estos requisitos, la Autoridad Portuaria de Tarragona ha abierto período de información pública en relación con el expediente de modificación no sustancial de la delimitación de espacios y usos portuarios para la incorporación del futuro muelle de Baleares dentro de la zona de servicio del enclave portuario tarraconense.

En esta zona del recinto, el puerto catalán quiere construir unas instalaciones que darán soporte a una terminal de cruceros turísticos con capacidad para el atraque de dos buques de más de 230 metros de eslora, así como posteriormente a tráficos de graneles sólidos o la instalación de terminales multipropósito.

Este nuevo muelle, según tiene previsto la Autoridad Portuaria de Tarragona, se localizará en la quinta alineación del dique de Levante del puerto tarraconense y tendrá una longitud aproximada de 800 metros con una explanada adosada de 22 hectáreas de superficie, una vez esté desarrollado completamente.