Los embalajes que Tecnicarton pone a disposición del sector de la Alimentación, estos son los contenedores con forma de prisma octogonal, Octabin, la solución Tecni-Pet y el contenedor pensado para líquidos Tecnitank, se han beneficiado de la certificación ISO 22000 que ha obtenido el fabricante, por la que se certifica una producción adecuada para los alimentos.

Esta certificación adquiere especial relevancia para la compañía, ya que supone un valor añadido para sus soluciones en el transporte de alimentos a granel y  bebidas, al cumplir con una norma internacional que garantiza la seguridad alimentaria durante toda la cadena de suministro, incluida la fabricación y manipulación del envase.

El contenedor diseñado para el transporte de preformas de PET, Tecni-pet, de grandes dimensiones y realizado en cartón ondulado laminado, más seguro y con mayor capacidad de apilamiento, permite ahorrar costes de transporte, almacenamiento y manutención.

Otro de los productos destinados al sector alimentario es el Octabin, un embalaje de ocho caras especialmente apropiado para productos a granel, que ha cumplido recientemente 25 años desde su lanzamiento.

Además, para el transporte de líquidos, Tecnicarton cuenta con el Tecnitank, un contenedor de cartón ondulado con capacidad para 1.000 l y que se apila en el almacén y en el transporte.