linde_cx

Rapidez de carga, mantenimiento y rendimiento son características destacadas de las baterías de ión litio.

Las baterías de ión litio han encontrado un espectacular campo de aplicación en intralogística y manutención debido a las múltiples ventajas que ofrece esta tecnología.

Estas baterías cuentan con una gran velocidad de carga, muy pocas necesidades de mantenimiento, gran duración y rendimiento gracias a la alta densidad energética, así como una emisión constante de potencia durante el trabajo.

Conscientes de las ventajas que ofrece esta tecnología para sus clientes, Linde Material Handling ha desarrollado más de 30 vehículos que pueden equiparse con baterías de ión litio y que cubren la mayor parte de las tareas de logística de cualquier almacén, como la descarga de camiones hasta el almacenamiento de mercancías y su recuperación en almacenes de gran altura, recogida de pedidos y aprovisionamiento de mercancías para su expedición.

En concreto, la gama de modelos de ión litio abarca apiladores y apiladores de doble palet con una capacidad de carga de 1,2 a 1,6 toneladas, disponibles tanto como vehículos de conductor acompañante o como modelos con plataformas plegables o fijas. Además, el espectro de productos incluye recogedores de pedidos de bajo nivel con una capacidad de carga de 2,0 toneladas y carretillas retráctiles con una gama de carga de 1,0 a 2,5 toneladas.

Con el empleo de baterías de ión litio en todos los segmentos de mayor volumen en la tecnología de almacenaje, Linde busca convertirse en líder para esta tecnología de baterías, para las que ofrece cuatro tamaños disponibles, que van desde 1,8 kWh a 9,0 kWh, y que se puede combinar con tres cargadores diferentes, dependiendo de la frecuencia y la duración de la carga, así como de la velocidad de carga demandada.