carretera C-32 a Castelldefells y Barcelona carteles sin trafico

La propuesta empresarial es «precaria» desde el punto de vista sindical.

Tras la última reunión que han mantenido los representantes empresariales del sector de transporte de mercancías por carretera de la provincia de Barcelona con los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han empezado a aflorar las diferencias existentes que dificultan los avances en la negociación.

En el encuentro, según Comisiones Obreras, las patronales han mantenido sus posturas negociadoras que incluyen el establecimiento de la jornada de lunes a domingo y la  actualización de las tablas salariales, algo que, a juicio de la central sindical, supone una «rebaja de salarios».

Para los representantes de los trabajadores del transporte barcelonés, esta situación denota una posición inmovilista centrada en una «precaria propuesta» y piden un acercamiento de posiciones que permita seguir negociando.

Así las cosas, una vez se han ido celebrando asambleas de trabajadores, «no se han descartado acciones contundentes y movilizaciones de no existir un cambio sustancial en la posición actual por parte de la patronal».

Esta negociación parece seguir los mismos cauces de desencuentro que ya se han producido en las negociaciones de otros convenios colectivos provinciales del transporte de mercancías por carretera en otras zonas de España y que han conducido a huelgas, como las que ya están planteadas en Toledo de cara a la próxima Semana Santa.