Terminal Marítima de Cartagena ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Cartagena el otorgamiento de concesión administrativa para ocupar una parcela del dominio público portuario ubicada en la Dársena de Escombreras.

La terminal tiene la intención de construir y explotar una nave para la manipulación y almacenamiento de graneles sólidos en esta zona del enclave portuario cartagenero sobre una superficie de 27.780 m².

Ante esta petición, la Autoridad Portuaria de Cartagena ha iniciado el trámite de competencia de proyectos, con el fin de que durante el plazo de un mes puedan presentarse otras solicitudes en relación con este espacio del enclave.

Terminal Marítima de Cartagena, filial de Erhardt Mediterráneo, que, a su vez, es una sociedad conjunta de Erhardt y Marmedsa Noatum Maritime, realiza servicios de carga, descarga y almacenaje de carga general, graneles y contenedores en los muelles de Santa Lucía del puerto de Cartagena, donde cuenta con almacenes portuarios cubiertos con grúas puente.

La instalación cuenta con una superficie total de 36.279 m² y un muelle de 800 metros de longitud y once metros de calado, con 6.000 m² para almacenaje en tierra, donde además dispone de tres grúas portacontenedores, dos grúas eléctricas y una grúa móvil más, que se complementan con dos carretillas, seis reachstakers y una tolva.