contenedores puerto de Alicante

Terminales Marítimas del Sureste (TMS), sociedad integrada en el grupo OHL y concesionaria de la ampliación sur del puerto de Alicante, ha finalizado el primer trimestre de 2013 con un movimiento total de 21.312 teus, lo que representa una disminución del 23% respecto a los 27.672 teus movidos en el mismo periodo de 2012.

En cuanto a volumen de negocio, entre enero y marzo TMS ha registrado una cifra de negocio de 3,6 millones de euros, lo que supone una significativa caída del 32,1% respecto al ejercicio 2012.

Son datos que el grupo OHL ha hecho públicos este jueves con la presentación de sus resultados del primer trimestre del año. TMS se integra dentro de la división de Concesiones del Grupo que ha finalizado este periodo con un volumen de negocio de 121,6 millones de euros, con una caída del 13,5% en relación a los tres primeros meses de 2012.

A pesar de de este retroceso en volumen de negocio, la división ha logrado un crecimiento de su ebitda de un 41,9%, hasta los 207,6 millones de euros; y el beneficio neto de explotación (ebit) también ha aumentado un 44,7%, hasta los 188,2 millones de euros.

El pasado 2 de abril OHL Concesiones ha obtenido la adjudicación del contrato para la Construcción y explotación de la nueva terminal 2 del puerto de Valparaíso en Chile, que le permite pasar a gestionar una cartera de 17 concesiones principales que incluye 11 concesiones de autopistas de peaje, con un total de 848 kilómetros, 1  aeropuerto, 3 puertos y 2 concesiones ferroviarias.

En conjunto, el grupo OHL ha concluido el primer trimestre del año con una cifra de negocio de 765,6 millones de euros, un 10,7% menos que en 2012. No obstante, su beneficio bruto de explotación (ebitda) se ha levado hasta los 249,2 millones de euros, un 29,9% más, y el resultado neto de explotación (ebit) ha sido de 207,7 millones de euros, un 25,2% superior.

El grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir reconoce que las ventas de la división de Construcción han caído en conjunto un -11,5%, debido a que el crecimiento de internacional de un 6,2% se ve lastrado por el fuerte descenso de actividad en España (-49,3%). De hecho, la cartera de Construcción en España supone ya sólo el 20,2% del total.