Autopista del mar entre los puertos de Gijon y Nantes

La compañía había solicitado recientemente una reducción del espacio que ocupa en El Musel.

Terminales Portuarias Franco-Españolas, Terpor, compañía encargada de la gestión de la terminal de la autopista del mar entre el puerto de Gijón y el puerto francés de Nantes, ha renunciado recientemente a su concesión porque considera que no tendrá actividad.

La renuncia se ha producido semanas después de que Transportes Riva, que ha apostado por la reapertura de la conexión, comunicase que no había conseguido la financiación necesaria para reactivar la línea, según recoge La Nueva España.

La naviera francesa LD Lines, accionista mayoritaria de GLD Atlantique, con el 87% de las acciones de la concesionaria de la línea Gijón-Saint Nazare, había suspendido en 2014 esta ruta, al considerar que sería imposible rentabilizarla una vez que desaparecieran las subvenciones.

En enero de 2015, la compañía había decidido desbloquear esta suspensión, despejando el camino para que una segunda naviera pudiese hacerse cargo del servicio y reanudar la conexión marítima, que había sido reclamada por los transportistas afectados por la suspensión del servicio.

Ahora, Terpor, que obtuvo la concesión hace dos años y recientemente había solicitado la reducción del espacio que ocupa en El Musel, ha presentado su renuncia dado que considera que no va a haber actividad en la terminal en el periodo concesional restante.