Tras renovar al completo su equipo de dirección hace un año, Thinktextil consolida una nueva etapa empresarial marcada por el crecimiento, la transformación digital y la sostenibilidad, dejando atrás turbulencias pasadas

Esta nueva fase marca, tras un período difícil durante los últimos años, un cambio en la orientación estratégica del operador que ahora busca adaptarse a sus clientes con soluciones flexibles, potenciar la economía colaborativa y circular, incorporar innovaciones tecnológicas en las operaciones, como la tecnología RFID, inteligencia artificial y ‘Big Data’.

La compañía cuenta con centros productivos y logísticos propios en el municipio caracense de Alovera, donde se encuentra su sede central de la empresa, así como en la localidad zaragozana de La Muela.

De igual modo, también desarrolla operativa de externalización en las instalaciones de sus clientes en las poblaciones catalanas de Tordera, Viladecans y Vilafranca en Cataluña, en la Plataforma Europa en Zaragoza, en el municipio madrileño de Meco, en la localidad caracense de Cabanillas, así como en la localidad coruñesa de Arteixo.

A través de las soluciones de almacenamiento, servicio integral de logística y operativas para el canal on-line, el operador especializado en el sector textil tiene capacidad para procesar más de cien millones de prendas anuales.