Tipsa continúa con el desarrollo e implantación de nuevas soluciones para el e-commerce adaptándolas a las necesidades de los clientes y pone en marcha, en fase de prueba, un procedimiento para preavisar al destinatario de la hora de entrega, con una ventana horaria de más/menos 45 minutos, en la que será servido el pedido correspondiente al pedido on-line.

La firma de transporte urgente está testando el servicio con diversos clientes vinculados a la venta on-line, con la idea de extenderlo a toda la red en un breve periodo de tiempo.

Este nuevo servicio permitirá mejorar la experiencia de compra online, ofreciendo información de valor al destinatario que, el mismo día de la entrega y a primera hora de la mañana recibirá, vía email y sms, un mensaje informándole de la ventana horaria en la que se entregará el pedido.

Este margen de tiempo se irá reduciendo en la medida que se vaya generando experiencia y afinando el proyecto. Además el destinatario podrá interactuar con la red modificando o ajustando la hora de entrega en función de sus necesidades.

Esta solución, en la que la empresa lleva trabajando varios meses, aúna tecnología de última generación diseñada para optimización de las rutas de transporte con herramientas de seguimiento GPS y navegación, todo ello personalizado y adaptado para la herramienta de gestión propia de la red Tipsa.

El nuevo servicio supone una mejora evidente en la eficiencia de los procesos de entrega, ya que permitirá reducir el número de intentos de reparto por ausencia del destinatario. Además  se ofrece a los clientes de Tipsa una potente herramienta de fidelización y se mejora la experiencia de compra del cliente final.

Además y como efecto añadido, se reducirán los kilómetros recorridos, con la consiguiente reducción de emisiones de CO2, algo en lo que la compañía está muy concienciada, y cuyo impacto está ahora bajo estudio.