La empresa de transporte urgente Tipsa, que continuará con su actividad durante el estado de alarma, ha puesto a disposición del Estado español sus recursos e infraestructuras disponibles. El operador, que llevaba semanas preparándose para esta situación, ha adoptado todas las medidas a su alcance para poder seguir proporcionando acceso a bienes de primera necesidad, medicinas y pruebas médicas.

La última milla desempeña un papel fundamental para evitar el desabastecimiento, por lo que los profesionales que trabajan para el operador seguirán aportando su esfuerzo diario para superar la crisis del coronavirus en España. Desde el grupo, denominan a sus trabajadores «héroes sin capa» y destacan su labor para evitar que se produzca un desabastecimiento de bienes y servicios esenciales.

Para garantizar su seguridad, se han reforzado las medidas y recomendaciones sanitarias, especialmente en lo que se refiere a los conductores. Algunos protocolos afectan a los procesos operativos y suponen ciertas limitaciones organizativas, por lo que se está tratando de completar las entregas en las mejores condiciones posibles.

En este sentido, se ha dado prioridad a la entrega de suministros básicos a centros hospitalarios, farmacias, organismos sanitarios y artículos de primera necesidad. Además, el operador ha puesto en marcha la campaña #entregasconilusión, a la que anima a sumarse al resto de operadores, y mediante la que se pretende destacar y agradecer el trabajo de los los profesionales de la última milla.