La empresa murciana Transporte y Logística TLX ha incorporado a su flota cuatro nuevos camiones propulsados por GNL, con el fin de reducir al máximo su impacto medioambiental.

Con esta adquisición, el 20% de su flota corresponde ya a vehículos a gas, lo que le permite ofrecer a los clientes una distribución con medios eficientes y sostenibles, capaces de reducir las emisiones.

Se trata de unidades de Scania, con un motor de 13 litros de 410 CV y un par máximo de 2.000 Nm. Todas ellas cuentan con el sistema de cambio de marcha automatizado Opticruise.

La compra, realizada en el concesionario Scalevante, viene acompañada de un contrato de reparación y mantenimiento. Asimismo, los conductores van a recibir una formación para obtener el máximo rendimiento de los nuevos vehículos, y aprender a realizar una conducción eficiente, así como un repostaje ágil y seguro.

Gracias a estos vehículos, TLX podrá realizar un servicio de calidad con mayor carga de distribución a la vez que reduce sus emisiones, continuando con su firme propósito de contribuir en la movilidad sostenible.