Como parte del engranaje logístico puesto en marcha para la fabricación del Opel Mokka, la Terminal Marítima de Zaragoza (tmZ), ha ampliado en 12.000 m² sus instalaciones para recibir los 400 contenedores con piezas Opel que llegarán semanalmente, lo que ha supuesto una inversión de 800.000 euros.

Esta semana han comenzado a llegar los primeros contenedores con piezas para el vehículo hasta Zaragoza, donde ya se encuentran más de 250 y otros 1.000 se encuentran en tránsito.

La operación logística ha sido puesta en marcha por tmZ en coordinación con el puerto de Barcelona, por el que llegan los contenedores procedentes de Corea para ser trasladados a la terminal zaragozana y, después, a un almacén regulador junto a la planta de GM en Figueruelas.

A partir de octubre, llegarán semanalmente 400 contenedores a la terminal, después de un viaje de 40 días desde que salen de las fábricas coreanas.

Desde el puerto de Barcelona destacan la importancia de esta nueva operación, ya que tmZ se puso en marcha en 2001 por iniciativa del puerto, que buscaba ampliar su hinterland y actualmente ostenta el 21% de las acciones. Además, la terminal zaragozana representa el 48% del tráfico ferroviario del puerto barcelonés.

Durante la presentación de la nueva ampliación de la plataforma logística, por parte de la terminal, el puerto y el Ayuntamiento de Zaragoza, desde las instituciones se ha recordado el «peso tremendo que juega la logística» en el sector de la automoción. La existencia de la conexión ferroviaria y la terminal marítima «ha podido ser un factor determinante» para que Figueruelas pueda construir el Mokka, han apuntado desde el puerto.

Crecimiento de la plataforma

En 2009, se gestionaron en la plataforma de Zaragoza 23.000 contenedores, mientras que en 2013 el tráfico de contenedores alcanzó los 93.500, y las previsiones para este año es que se superarán los 100.000.

Esta ampliación que ahora se lleva a cabo de 12.000 m² estaba prevista en el plan original de la terminal para 2016-2017, pero la llegada del Mokka a la factoría zaragozana ha adelantado esta operaciónLa terminal ocupa una superficie de más de 100.000 m² y se puso en marcha con una inversión inicial de 4 millones de euros, a la que siguió una ampliación con un presupuesto de 2,6 millones y esta nueva actuación.

Composiciones ferroviarias de la Terminal Marítima de Zaragoza

Actualmente, se realizan en la misma 800 movimientos de contenedores al día entre tren y camión. La puesta en marcha del apartadero ferroviario en 2007 conllevó un crecimiento constante que en 2011 situó las instalaciones en el segundo puesto del ranking nacional de terminales interiores de contenedores marítimos, llegando al primer lugar en 2012.

La operadora de la infraestructura, tmZ Services, tarda una hora en operar un tren de 60 TEUs. Los trenes que la terminal puede recibir alcanzan los 750 m de longitud, los más largos que circulan por Europa, y cuenta con 5.000 m de vía y diez desvíos que hacen posible la conexión directa a la red general de tráfico de mercancías que confluye en Zaragoza, dando servicio a todos los puertos de España.

Esta nueva superficie supone ampliar en un 50% la capacidad de la terminal de contenedores. Además, se han ampliado los horarios de trabajo y la llegada del nuevo vehículo incrementa un 25% la actividad en estas instalaciones.

Logística compleja

Además, desde General Motors España han señalado la «gran complejidad del proceso, porque el proyecto se ha desarrollado en un solo año y requiere que todas las piezas de Corea sean montadas en Zaragoza», como ya se está haciendo en los primeros vehículos, para lo que es necesario «un gran esfuerzo de planificación y logística».

Además, el nuevo proyecto implica tráficos de Asia hacia Europa, que es el proceso inverso que se venía produciendo en la plataforma zaragozana, lo que desde GM consideran un síntoma muy positivo de la competitividad de Zaragoza y de la planta aragonesa.

También han indicado que el proyecto se prolongará durante cuatro años «de momento, luego veremos qué nuevos modelos podemos traer a la planta de Zaragoza», ya que están localizando nuevos proveedores en las proximidades de la factoría zaragozana, para fabricar «hasta un 40 por ciento» de las piezas en Aragón.

Segunda terminal de operaciones en España

El presidente de tmZ, Carlos Pérez Anadón, ha subrayado que «nuestra funcionalidad hace posible que cualquier mercancía que llegue a Mercazaragoza se coloque en cualquier punto del mundo con facilidad» y, además, con los trámites aduaneros gestionados «desde aquí».

Esta plataforma es la segunda terminal nacional en operaciones, y desde la misma se están llevando acciones para reforzar el eje Madrid-Lyon, en el marco del proyecto Clyma, para la reconversión de las vías al ancho internacional y para impulsar la gestión de contenedores frigoríficos de vital importancia para el sector agroalimentario, algo lógico si se tiene en cuenta que Mercazaragoza es dueña del 56% de las acciones de tmZ.

Además, cabe destacar que la terminal ha ampliado recientemente el contrato con Adif para dotarse de más medios humanos y materiales.