Terminal de contenedores en el puerto de Castellon con vias de ferrocarril

La tasa de cobertura del ferrocarril supone un índice negativo del 34%.

Según el estudio ‘Las cuentas del transporte en España‘ elaborado por Fedea, Fundación de Estudios de Economía Aplicada, los modos de transporte carretera, aéreo y marítimo cubren sus costes de infraestructura; excepto el ferrocarril con una tasa negativa del 2,7%.

El ferrocarril es el modo de transporte que más subvenciones recibe, hasta 880 millones de euros, pese a ser el menos rentable, seguido del aéreo que recibe 275 millones, del de carretera con 183 millones y del marítimo siendo el que menos recibe con 84 millones.

En cuanto al tipo de servicio, la tasa de cobertura de costes de infraestructura del ferrocarril destinado a mercancías sería de un -7,30% por lo que la tasa del ferrocarril convencional de carga supone un índice negativo del 34%.

El transporte por carretera, por su parte, cubre en un 142% sus costes de infraestructura, es decir, los usuarios pagan un 42% por encima de lo que cuesta el mantenimiento de las carreteras.

En el caso del transporte aéreo, que tiene una tasa de cobertura de costes de infraestructura del 110% y que se ve muy «negativamente afectado» por las «externalidades».

El transporte marítimo refleja una tasa de cobertura de costes de infraestructura del 84%, aunque el estudio no ha podido estimar un porcentaje para los costes totales debido a «la dificultad de calcular los costes medioambientales y de accidentalidad».