El fabricante actualizará sus mapas en tiempo real utilizando los datos de las cámaras de los vehículos.

El fabricante actualizará sus mapas en tiempo real utilizando los datos de las cámaras de los vehículos.

En su afán por mejorar la seguridad y confort de los vehículos, TomTom sigue trabajando en diferentes innovaciones en cuanto a sensorización, potencia de procesamiento y cartografía en alta definición, para impulsar el desarrollo de vehículos con funciones cada vez más automatizadas.

A día de hoy, el fabricante ha duplicado el número de vehículos equipados con sus mapas para la conducción autónoma, llegando a superar el millón de unidades, tanto del ámbito privado como comercial.

Además, ha cerrado ya varios contratos con diversas marcas que utilizarán su HD Map, que abarca Europa, Estados Unidos y Asia, y permite una conducción más eficiente de los vehículos comerciales y una mayor seguridad de los vehículos en carretera.

En esta línea, ha alcanzado un acuerdo con Hella Aglaia para actualizar sus mapas en tiempo real utilizando los datos de las cámaras de los vehículos. El proveedor de software utilizará el sistema de entrega de mapas AutoStream para acceder al último HD Map, que le facilitará una localización más precisa.

A su vez, Hella compartirá los datos de las cámaras procesadas con el sistema de mapeo basado en la nube de TomTom para una conducción autónoma, actualizando los mapas en tiempo real. Para ello, contará con actualizaciones de mapas generadas por la multitud, los Roadagrams, que se utilizan para garantizar que el mapa refleje la realidad de la carretera.

Vehículo de prueba

Por último, el fabricante está avanzando en el desarrollo de un vehículo autónomo de prueba, altamente personalizado, que incluye la tecnología HD Map, Roadagrams y el servicio de transmisión de mapas AutoStream.

Para Tomtom, tener su propio vehículo autónomo supone una gran ventaja a la hora de poder desarrollar la tecnología necesaria para una conducción autónoma, segura y cómoda. En él, se han integrado ocho escáneres láser, cámaras estéreo y seis radares para obtener una vista de 360º de los alrededores del vehículo y probar diferentes configuraciones.