buque-de-total-para-el-suministro-de-gnl

El nuevo desarrollo de Total cumple con los más elevados estándares medioambientales.

Tras firmar un contrato a largo plazo con la naviera MOL en febrero de 2018, la compañía energética Total ha puesto a flote su primer buque para el suministro de GNL, que será entregado en el año 2020 para prestar servicio en las rutas del norte de Europa.

Su función será el bunkering de GNL a barcos comerciales, incluyendo las 300.000 toneladas anuales que suministrará durante un periodo de diez años a los nueve mega-portacontenedores de nueva construcción de CMA-CGM, que operarán entre Europa y Asia.

Este nuevo desarrollo está en línea con la decisión de la Organización Marítima Internacional de limitar drásticamente el contenido de azufre en los combustibles marinos a partir de 2020. En este contexto, será necesario apostar por una solución competitiva, eficiente y que esté inmediatamente disponible, como el GNL.

Construido en los astilleros chinos de Hudong-Zhonghua, el buque está equipado con tanques de última generación con una capacidad de 18.600 m³ desarrollados por la francesa GTT. Cuenta con 135 metros de eslora, y ofrece una gran maniobrabilidad y capacidad suficiente para operar de manera segura en cualquier puerto o terminal.

Al mismo tiempo, cumple con los más elevados estándares medioambientales, gracias al uso del GNL como combustible y un sistema de recuperación de los gases de evaporación para su reutilización como combustible.