El proceso de transformación energética de la industria automovilística avanza a ritmo frenético en una evolución que, como no podía ser de otra manera, también afecta a los vehículos industriales, con la vista puesta en que las energías alternativas sean hegemónicas en Europa a partir de 2040.

En este marco, Toyota sigue avanzando en el uso de la tecnología de pila de combustible de hidrógeno para motorizar un nuevo grupo de camiones eléctricos de pila de combustible de clase 8, con una MMA de más de 14 toneladas.

Utilizando el mismo sistema de pila de combustible que el Mirai, los ingenieros de Toyota Motor North America Research and Development han desarrollado un conjunto de prototipos de camiones que se están preparando para dar servicio en rutas de transporte en los puertos californianos de Los Ángeles y Long Beach.

Para ellos, se ha adaptado el sistema eléctrico de pila de combustible a un chasis Kenworth T680, para incorporar justo detrás de la cabina de la tractora seis tanques de hidrógeno, así como batería de iones de litio, de tal modo que en esta configuración, el sistema de pila de combustible de segunda generación ofrece más de 480 km de autonomía real con una capacidad de carga de algo más de 36 tonaladas

Con esta experiencia real se busca evaluar su rendimiento, eficiencia y manejabilidad de cara a una futura entrada en producción de unidades similares.