Toyota ha desarrollado un nuevo módulo que integra un sistema de pila de combustible de forma compacta con la intención de iniciar su comercialización esta misma primavera.

El dispositivo puede utilizarse, según la compañía nipona, para una gran variedad de aplicaciones, tanto de movilidad, como camiones, autobuses, trenes y barcos, como generadores fijos.

Con esta iniciativa, la marca japonesa refuerza su esfuerzo por popularizar los vehículos eléctricos de pila de combustible y se afianza como proveedor de sistemas de pila de combustible para que otros actores de la industria automovilística puedan adaptarlos fácilmente a sus propios productos.

Por tanto, para cubrir estas necesidades, Toyota ha desarrollado un producto que integra productos independientes relacionados con sistemas de FC de la segunda generación del Toyota Mirai con un rendimiento mejorado, como la propia pila de combustible, así como componentes que gestionan el suministro de aire, el suministro de hidrógeno, la refrigeración y el control de la energía, en un único módulo compacto.

El nuevo módulo está disponible en cuatro modelos, tanto de tipo vertical con 60 kW o de 80 kW, como de tipo horizontal, también con una potencia de 60 ó 80 kW.

Así mismo, el carácter modular del dispositivo elimina la necesidad de crear diseños para instalar individualmente componentes relacionados con el sistema de FC y de conectar componentes independientes, al tiempo que reduce el número de puntos en que hay que conectar el módulo a un dispositivo, lo que simplifica la instalación.

Sistema modular de pila de combustible de Toyota.